GRUPO_edited_edited.jpg

Sarita Rodríguez
Erick Labra
Paula Contreras
 

Transformar el espacio artístico en un lugar para la moda significa difuminar los límites entre dos campos que coquetean constantemente por su relación con lo estético y la autoría. Paula y Erick seleccionan prendas de segunda mano en ferias libres de barrios populares, allí utilizan criterios como el lujo propio de las piezas –el que han perdido al transformarse en “ropa usada”– o la peculiaridad de un vestuario que es único. En su propuesta hacen de estas un “Sarita Rodríguez” original, jugando así con el aura que “el artista” y el espacio artístico entregan, lo que da un valor que la pieza en sí misma no posee. Por su parte, ellxs nos instan a apreciar la memoria e historia que una polera, un pantalón o un vestido portan y que se resignificará con sus nuevos usos.     

Entre las múltiples capas que encontramos en esta residencia, nos interesa destacar la decisión de retribuir a lxs vendedores de ropa parte de las ganancias que obtengan. Es un gesto que subvierte la tendencia de encontrar la pieza y darle un precio muy superior que ignora a quien originalmente no buscó especular con ella.

Este trabajo cuestiona también las dinámicas globales de la moda y la contaminación, cuyos efectos se viven en nuestro país. Noticias recientes han informado que Chile es el mayor importador de ropa usada, no obstante de las 59.000 toneladas que ingresan más de la mitad terminan en vertederos clandestinos como los presentes en el Desierto de Atacama. Este fenómeno da cuenta de que el colonialismo opera de formas tan diversas que lo que se supone es una acción de reciclaje termina transformándonos en el basurero de la ropa desechada por el primer mundo.

“Sarita Rodríguez” es una parodia a lo aspiracional que también es parte del mundo de la moda y su exclusividad. La lógica de los cuerpos canónicos también es puesta en juicio. Sus modelxs son sus amigxs, quienes se hacen cómplices en este entramado de looks, afectos y arte. A través del humor y un planteamiento estético, Erick y Paula nos adentran en una realidad que es mucho más compleja que glamorosa.

Seba Calfuqueo + Mariairis Flores Leiva

paula.jpg
Erick.jpg

Venta de Obras